viernes, 23 de diciembre de 2011

¡Feliz Navidad!

Ha llegado la Navidad!

Reencuentros familiares, frío (menos aquí en Canarias), “Papa Noeles” y belenes por las plazas y las esquinas, escaparates glamourosos, excesos en las comidas, las bebidas y en las compras (aunque este año menos… por la crisis), la lotería… y un año más, estos días festivos que durante un par de semanas cambian la decoración de nuestras casas y nuestras ciudades, que se llenan de luz y alegría e intentan recordarnos el espíritu Navideño.

Pero ¿que es realmente el Espíritu Navideño?

“Según parece el espíritu de la Navidad es una tradición de origen nórdico que se ha venido celebrando el día del solsticio de invierno (21 al 23 de diciembre), entre las 10 y las 12 de la noche, el espíritu de la Navidad baja a la tierra y visita a los hombres de buena voluntad. Según la leyenda un ser de una lejana galaxia llegó a la tierra hace unos ochenta y dos mil años, aterrizando en la zona de Escandinavia. Este ser se caracterizaba por una alegría contagiosa, era un viajero errante que predicaba sus conocimientos sobre la vida en otras galaxias.

Era un ser delgado, alto y de apariencia juvenil, de su cuerpo se desprendían destellos luminosos rojos y dorados. Estas emanaciones se transmutaban en oro y piedras preciosas, las cuales eran recibidas por los pobladores como obsequios procedentes de la condensación de su energía y no por su valor mercantil, ya que eso no existía en aquellos tiempos.

Como todas las leyendas, esta historia tiene un trasfondo realista. El ahora conocido como el Maestro de la Natividad fue un hombre muy bondadoso, lo cual le mereció la inmortalidad en una figura magnánima que, cada año, regresa para traer regalos a la humanidad.”

Posteriormente la celebración de la Natividad del niño Jesús vino a superponerse sobre esta leyenda pagana, manteniendo el simbolismo del regalo para la humanidad con la llegada de un personaje de origen divino, sabio y bondadoso, cuya misión fue la de abrir la conciencia de los seres humanos encendiendo en su mente y en su corazón deseos de paz, compasión y solidaridad.

Ya va siendo hora de recoger el mensaje y poner en práctica a partir de ahora ese espíritu, manteniéndolo un poco más de tiempo que los días de la Navidad, esperando también que nos ilumine para salir de la crisis.

2 comentarios:

  1. " Dichosa Navidad que nos da la oportunidad de compartir nuestro cariño"
    ¡ FELIZ NAVIDAD !

    ResponderEliminar
  2. ¡Te deseo todo lo mejor en este nuevo año 2012 que está a punto de comenzar! Besos. : )

    ResponderEliminar