viernes, 20 de abril de 2012

Hacerse mayor


Suena a eufemismo pero es una realidad… porque el que se hace mayor es un@ mism@. Hacerse mayor en cualquier etapa de la vida en la que se plantee implica realizar un esfuerzo, un trabajo sobre si mism@ para crecer, abarcar mas conocimientos, más experiencias y desarrollar mas y mejor las capacidades. Y eso lo podemos hacer en cualquiera de las etapas de nuestra vida.

Hoy me voy a centrar en la etapa final de nuestro ciclo vital. Aprovechando el hecho de que este 2012 es el año del Envejecimiento Activo y que estoy implicada en ello a nivel de actividades de Voluntariado, al haber colaborado con la Asociación de Mayores de Telefónica de Tenerife que ha realizado para ilustrar el tema una magnífica película : Otros Tiempo, otras vidas dirigida por el reconocido Director Josep Vilageliú, y donde un grupo de personas relatan su experiencia del paso de la vida activa a la etapa de la jubilación o prejubilación, expresando sus dudas, sus miedos, sus anhelos, así como las soluciones creativas que han encontrado para resolver ese cambio en sus vidas.

Porque se trata de dar un giro positivo a nuestras vidas en una etapa en la que para otras generaciones llegaba el momento de poner un punto final. Sin embargo, la generación de los que nacimos alrededor de la mitad del siglo XX es atípica. En Francia lo llaman la generación "bisagra" se trata de una generación que ha vivido los mayores cambios que se han podido dar a lo largo de la historia de la humanidad tanto en calidad como en cantidad. En Europa y Occidente han nacido en postguerras, es decir, etapas de fuertes carencias, han conocido un desarrollo social, industrial y tecnológico sin igual al que han tenido que ir adaptándose para poder sobrevivir y ahora llegando ya a la edad en que sus padres y abuelos se retiraban del mundo necesitan seguir en la brecha siempre para sobrevivir, ya que la esperanza de vida les va a permitir vivir casi tres décadas mas!

Esta generación tiene mucho que aportar a la sociedad del siglo XXI. Nuestra variada y extensa experiencia de supervivientes no puede ser despreciada a la hora de buscar soluciones para salir de la crisis actual desde una perspectiva de solidaridad intergeneracional . En cuanto a nuestra influencia en la sociedad no podemos obviar que somos una fuerza creciente, cada vez somos más numerosos y los políticos no pueden perdernos de vista. Nos vuelve a tocar actuar. Pero para eso tenemos que estar preparados.

Esta mañana escuché en la radio que el hombre mas viejo del mundo es un japonés que acaba de cumplir 105 años, que disfruta de una salud muy aceptable, su rasgo de carácter mas representativo es el optimismo y su palabra favorita es "Gracias"! Eso es sabiduría.

Para no extenderme, hoy sólo dejaré unas claves que iré desarrollando en próximas entradas.

· Lo primero: ¡ relajarse !

· Aceptarnos tal y como somos o estamos, si hay algo que no nos gusta, ver si se puede cambiar si así es, adelante.

· Cuidarnos por dentro y por fuera

· Hacer cosas que nos resulten gratificantes TODOS LOS DIAS

· Disfrutar de las relaciones familiares

· Aprender cosas nuevas

· Viajar

· Acercarnos al arte y la cultura

· Relacionarnos con personas que nos estimulen intelectualmente

· Desarrollar nuestra vida espiritual en función de nuestras creencias personales moldeadas por nuestra experiencias y vivencias profundas

· Implicarnos en el desarrollo de la sociedad aportando nuestra experiencia mediante alguna actividad de voluntariado

Y sobretodo aplicar la sabiduría del anciano japonés : Mentalidad optimista y dar Gracias.

Gracias por leerlo.


Estáis invitados a la presentación que tendrá lugar el próximo jueves 25 de abril en La Laguna (Tenerife)



1 comentario:

  1. Una buena lección de aprendizaje para hacerse mayor adecuadamente.

    ResponderEliminar